spot_img
jueves 2 diciembre, 2021
spot_img
 
InicioLocalesSE REALIZÓ UN ALLANAMIENTO EN EL POSTVÍAS POR LA CAUSA "MOTOCHORROS" PERO...

SE REALIZÓ UN ALLANAMIENTO EN EL POSTVÍAS POR LA CAUSA «MOTOCHORROS» PERO TUVO IRREGULARIDADES

La casa de Irma Beatriz Fernández ubicada en la calle Entre Ríos fue requisada por la policía local mediante una orden emanada por la Jueza de Garantías Alicia Cardossi quien tiene a su cargo la causa por el robo de dos celulares. Este hecho sucedió a mediados del mes de mayo. Buscaban un celular LG Optimus L1 blanco con pantalla táctil que le habían robado a Ivana Pascual (empleada de la Guardia Urbana Municipal) y un Samsung que le habían robado al joven Lucas Russo. El tema en cuestión es que la vecina no tenía nada que ver con estos hechos, y por un sinfín de situaciones que las podrán escuchar en el audio que publicamos en este informe, en la entrevista realizada por la mesa periodística de Magazine Café al Fiscal Adjunto Dr. Ismael Rodríguez, parece un «película». 

El Fiscal Adjunto le pidió disculpas públicamente a esta vecina. Y dijo que «toda esta situación irregular se dio por la caja del celular «mal entregada» en el comercio donde Irma Fernández lo compró». Aclarando que jamás hubo mala fe de nadie, ni del vendedor, ni del comprador, ni de la policía, ni de fiscalía.

La Historia: el viernes esta señora recibe el aviso de una de sus hijas de que estaba la policía en su vivienda para realizar un allanamiento, pero al haber menores en el lugar esperaron la intervención de personal de la Oficina de Promoción y Protección de los Derechos del Niño. Una vez realizado el allanamiento, la policía se llevó 4 celulares, 1 LG Optimus L1 blanco con pantalla táctil de Movistar, 1 Samsung y 2 Motorola. La policía al constatar el número de IMEI verifica que el teléfono LG era el de Pascual y se lo lleva secuestrado. Pero la realidad es que la vecina el 5 de abril adquirió un celular LG Optimus L1 blanco con pantalla táctil de Movistar en Center Luz, comercio de América. Y la casualidad fue que Pascual, adquirió días después en el mismo lugar, el mismo teléfono; pero el vendedor sin darse cuenta entregó las cajas de los aparatos cambiadas. Pascual se llevó la caja que debía llevarse Fernández, y viceversa. Por lógica consecuencia se cruzaron los números de IMEI que fue lo que la policía utilizó de referencia en la requisa. Y que terminó generando un allanamiento mal realizado.

El Fiscal Adjunto Ismael Rodríguez en la entrevista por La Torre 104.1

Noticias Relacionados

Últimas Noticias