spot_img
viernes 12 agosto, 2022
spot_img
 
InicioRegionalesUN RUMOR POR EL POSIBLE CIERRE DE LA ACEITERA DE GENERAL VILLEGAS...

UN RUMOR POR EL POSIBLE CIERRE DE LA ACEITERA DE GENERAL VILLEGAS GENERÓ EL RECLAMO DE LOS TRABAJADORES

La empresa Oleaginosa Moreno y Glencore S.A (el grupo multinacional al que pertenece) aduce que no es rentable ya que en la zona no hay girasol, y las retenciones son tan elevadas como las que se le aplican a la soja en detrimento de su rinde económico. También manifiestan que la falta de gas natural es un problema. Dejarían a 20 personas encargadas del acopio y al resto le asignarían retiros voluntarios o intentarían trasladar a otras plantas.

La planta de Oleaginosa Moreno con más de 20 años brindando trabajo a muchos villeguenses es noticia en estos últimos días: recientemente han trascendido versiones que la misma cerraría sus puertas afectando a 100 familias. Nuestros colegas de Radio Actualidad consultaron a Lelio Forquera, secretario del gremio de los aceiteros en General Villegas, quien detalló que «el martes de la semana pasada la empresa pidió una reunión con el sindicato. Se hizo en Buenos Aires y estuvieron presentes los más altos directivos de Glencore S.A, que es la multinacional que controla el grupo Moreno. Ellos básicamente plantean cerrar la planta de molienda, es decir la fábrica en sí, y dejar abierto el acopio. Eso afectaría a 92 trabajadores afiliados al gremio, que son los obreros que trabajan en la fábrica; a eso hay que sumarle los gerentes y los supervisores. Estamos hablando de más de 100 personas, 100 familias de Villegas».

Forquera continuó explicando cuál es la intención de la empresa y también enumeró los argumentos que esgrime Glencore S.A. para justificar su decisión de cerrar. «Pretenden dejar el acopio con 20 personas y parar la planta. El problema que plantean es que no hay girasol en la zona. La planta nació netamente girasolera hace 20 años, y desde entonces a la fecha la soja se fue comiendo el girasol. Dicen que también es problema del gobierno, ya que el girasol y la soja tienen la misma retención para la exportación; y al productor eso no le sirve porque los valores no son los mismos. En una hectárea hay mucho más rinde en pesos con soja que con girasol, por eso la soja fue abarcando tanto terreno. Esa es la realidad: soja es lo que sobra y girasol es lo que falta. Otro punto que ponen como condición es que en Villegas no tienen gas. No hay gas natural como en Daireaux, por ejemplo. Por todos estos motivos, pretenden discontinuar la molienda en Villegas y hacerse fuerte en Daireaux y Necochea. Ese es el planteo oficial de la empresa».  De acuerdo a lo expuesto por el dirigente gremial, el grupo empresario habría propuesto un plan de traslados y retiros voluntarios, para darles una solución a aquellos empleados que se quedarían sin su puesto laboral y procurar que el impacto sea el menor. «Planean dejar a 20 de los 92 empleados, y trasladar a los otros (72) a la planta de Daireaux. Pero allá los puestos disponibles son para contratados que todavía no han pasado a ser efectivos, como sí pasó con nosotros. La realidad es que si van trabajadores de Villegas para allá se estaría reemplazando a los otros. Están proponiendo un traslado pero no tienen 72 puestos, sino alrededor de 30. Lo más factible sería ir a Rosario, que es la planta más grande que hay en Sudamérica de molienda de soja; o a la planta de biodiesel que es la más grande de Argentina y que también les pertenece a ellos. El problema es que es muy difícil trasladar a tanta gente», aclaró el Secretario del gremio de los aceiteros. Asimismo, agregó que la empresa «también tiene en claro que va a haber mucha gente que va a aceptar el retiro voluntario antes que trasladarse. El retiro consiste en una indemnización que corresponde por ley más un plus, como una doble indemnización. Habría alrededor de 15 o 20 personas que aceptarían esto». Forquera desmintió que ya haya habido empleados, miembros del sindicato, trasladados a otras plantas. De acuerdo a sus palabras, quienes fueron enviados a Daireaux o Necochea son los gerentes y supervisores, que no forman parte del sindicato. «Nosotros ahora estamos dialogando para que sea consensuado entre sindicato, empresa y operarios. No queremos el cierre de la planta; si la paran no vamos a dejar sacar maquinaria. Lo que va a hacer el sindicato es tratar de que la empresa revea la situación, o ver cómo podemos hacer para que Villegas pueda seguir moliendo. El Ministerio de Trabajo ya está al tanto de esto y también vamos a intentar hablar con el intendente, porque esto va a generar un gran impacto en Villegas. La sociedad tiene que tener en claro lo que hacen estos grupos multinacionales. Nosotros no creemos que haya pérdida en esta ciudad como dicen, lo que pasa es que el margen de ganancias para ellos es menor, por eso quieren moler en otro lugar donde es más rentable. A nosotros lo que nos interesa es mantener la fuente laboral.», cerró el sindicalista.  

 Forquera Lelio

La insistencia del gobierno con las políticas agropecuarias erróneas ahora provoca el cierre de una planta aceitera en Villegas

EL DIPUTADO MASSISTA SE REUNIÓ CON EL GREMIO TRAS EL CONFLICTO EN LA PLANTA OLEAGINOSA MORENO DE GENERAL VILLEGAS

Gilberto Alegre se reunió en el día de ayer con el gremio del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de General Villegas para interiorizarse sobre el conflicto que están enfrentando los empleados, ante el posible cierre de la planta de Oleaginosa Moreno, controlada por el grupo Glencore y se puso a disposición de los trabajadores afectados por la medida. “El gobierno nacional es sordo y sigue insistiendo con la década ganada” manifestó el ex intendente tras la reunión. 

Según se supo, la empresa habría tomado la determinación de cerrar la fábrica de molienda y mantener solo la planta de acopio, debido entre otras cuestiones, a la falta de producción de girasol,  decisión que dejaría como consecuencia la pérdida de alrededor de 100 puestos de trabajo, la mayoría mano de obra calificada. El diputado mantuvo el día domingo un encuentro con integrantes del gremio que nuclea a los empleados de la planta y se puso a disposición, adhiriendo al reclamo de los trabajadores, con el fin de evitar el cierre de la fábrica. Asimismo, Alegre se comprometió también a acompañar a los trabajadores durante esta etapa de incertidumbre, hasta encontrar una solución al conflicto laboral que enfrentan. “Vamos a realizar todos los reclamos necesarios y plantear alternativas para que se revierta la decisión tomada por la empresa”, indicó Alegre, quien además remarcó que “estas son las consecuencias de la ausencia de políticas agropecuarias del gobierno que han arrasado la economía y las empresas del interior del país”. El diputado massista recordó también que “para tratar de evitar este tipo de consecuencias, que en este caso, afectan directamente a la comunidad de General Villegas, es que desde el Frente Renovador planteamos aprobar una ley que bajara las retenciones al agro para casi todos los cultivos, lo que permitiría rápidamente aumentar la producción, generar empleo y fomentar el ingreso de divisas a corto plazo en casi todos los cultivos, sobre todo en el girasol, que es lo que está afectando a la producción”. Alegre recordó además que “estas son las consecuencias que quisimos evitar, pero el gobierno nacional es sordo y continúa con el relato dela década ganada. La insistencia del gobierno con las políticas agropecuarias erróneas es lo que provoca el cierre de esta planta”.

 

Noticias Relacionados

Últimas Noticias